Mantenimiento de las lentes de contacto

 

Muchos de vosotros usáis lentes de contacto normalmente, pero nunca está de más recordar un poco como se deben poner y quitar.

Lo primero de todo es lavarse las manos con agua y jabón para quitar toda impureza, partícula o bacteria que podamos llevar en las manos y luego secárnoslas bien, ya que las lentes de contacto prefieren los medios húmedos y con las manos húmedas estamos dificultando que se adhiera al ojo.

Luego enjuagaremos las lentes de contacto con solución única para desprender cualquier partícula que haya quedado en la lente de contacto.

Finalmente nos ponemos las lentes de contacto en el ojo.

Después de ponernos las lentes de contacto se debería lavar el estuche y secarlo bien.

Estos procedimientos sobre todo se hacen para evitar posibles problemas con nuestro ojo, ya que tener una partícula, por pequeña que sea, entre el ojo y la lente de contacto nos hará ver las estrellas.

 

 

Para quitarlas haremos prácticamente lo mismo:

Primero nos lavaremos las manos y procedemos a sacarnos las lentes de contacto. Una vez hecho eso podemos pasar a limpiar las lentes de contacto enjuagándolas con solución única para dejarlas lo más limpias posibles.

Luego las pondremos en su estuche y llenaremos de solución única el estuche, siempre sin llegar a llenarlo del todo para evitar que se rompa la lente de contacto al cerrar el estuche.

Siguiendo estos sencillos pasos haremos que nuestras lentes de contacto estén más frescas y mejor.

Queratocono

 

El queratocono se produce cuando la córnea (la superficie frontal transparente y en forma de cúpula del ojo) se hace más fina y gradualmente sobresale en forma de cono.

Una córnea en forma de cono provoca visión borrosa y puede producir sensibilidad a la luz y al resplandor. El queratocono suele afectar a ambos ojos, aunque a menudo afecta más un ojo que al otro. Generalmente comienza a afectar a personas entre los 10 y los 25 años de edad. La afección puede progresar lentamente durante 10 años o más.

En las primeras etapas del queratocono, es posible corregir los problemas de visión con gafas o lentes de contacto blandas.

Si se el queratocono se diagnostica más tarde es posible que se tenga que usar lentes de contacto rígidas y permeables a gas u otro tipo de lentes, como las lentes escleróticas. Si la afección progresa hasta una etapa avanzada, se puede requerir una intervención en la córnea.

En pacientes con queratocono, la córnea tiene forma de balón de rugby (cónica) en vez de pelota de fútbol (esférica). Esto es lo que provoca pérdida de visión en el paciente y puede llegar a requerir un trasplante corneal.

 

Síntomas

Los síntomas del queratocono pueden cambiar a medida que la enfermedad progresa, pero generalmente son:

 

  • Visión borrosa o distorsionada.
  • Aumento de la sensibilidad a la luz brillante y al resplandor.
  • Necesidad de cambios frecuentes en la graduación de las gafas.
  • Empeoramiento repentino de la visión o visión nublada.

 

Causas

Aun se desconocen las causas exactas que producen el queratocono, pero se sabe que pueden ser factores genéticos. En este caso es importante conocer si hay antecedentes familiares de queratocono ya que el queratocono se puede heredar de padres a hijos en aproximadamente un 25% de los casos. También hay casos relacionados con alergias oculares o frotamiento continuo de los ojos.

pterigión o palmeras

El pterigión es un crecimiento anormal de la conjuntiva (la parte blanca del ojo), que invade la córnea, de manera más habitual en el lado más cercano a la nariz, aunque también puede afectar al lado externo del ojo o a ambos ojos.

 

 

Aunque es indoloro, los síntomas dependen de la magnitud de la lesión, por lo que cuanto más crecen, más molestias (como lagrimeo, enrojecimiento o sensación de cuerpo extraño) pueden provocar en la superficie del ojo. En los casos más graves, la visión puede correr peligro, ya que recubre una zona más amplia de la córnea y hacer que aparezca astigmatismo

 

Causas

La causa del pterigión es desconocida, aunque se sabe que el riesgo principal de aparición es la exposición solar prolongada con los ojos abiertos y la sequedad ocular. Es por eso que suele aparecer a la gente que ha estado tiempos prolongados al aire libre y en climas soleados, cálidos y con viento. También parece haber una relación entre la contaminación, la suciedad, el polvo, la exposición a alérgenos y también algunos químicos. Estos factores adicionales podrían ayudar a generar un pterigión.

 

¿Cómo se diagnostica?

El diagnostico se realiza con un simple examen físico de los ojos y de los parpados.

 

¿Cómo puede tratarse?

En el caso de un pterigión pequeño no se requiere cirugía, tan solo con colirios para rehidratar el ojo nos valdrá para aliviar los síntomas; pero no hará que desaparezca. En el caso de que crezca y nos pueda afectar la visión si que se requerirá cirugía para extirpar la parte afectada de la conjuntiva y sustituirla por un tejido sano de la misma conjuntiva del propio paciente.

 

Prevención

La mejor prevención es protegerse del sol con gafas de sol si vamos a estar un tiempo prolongado en el sol y usar colirios o lubricantes oculares para lubricar bien el ojo.

Operación de miopía laser (LASIK)

La cirugía ocular LASIK es la más conocida y la que se realiza con más frecuencia.

Como ya sabemos de posts anteriores, las imágenes se enfocan en la retina en la parte posterior del ojo. Con miopía, hipermetropía o astigmatismo, terminan enfocándose en la parte frontal o posterior de la retina, lo que causa una visión borrosa.

Con la miopía se ven claramente los objetos cercanos, pero los objetos distantes están borrosos. Cuando el globo ocular es levemente más largo de lo normal o cuando la córnea tiene una curva muy pronunciada, los rayos de luz se enfocan al frente de la retina y hacen que la visión lejana quede borrosa. Se puede ver con mayor claridad los objetos que están cerca, sin embargo, sucede lo contrario cuando los objetos están alejados.

Antes de una cirugía ocular LASIK, el cirujano ocular debe evaluar las mediciones detalladas del ojo y también su estado general. Una vez en la mesa de operaciones, se administran gotas para entumecer el ojo. Luego utiliza un tipo especial de láser de corte para alterar con precisión la curvatura de la córnea. Con cada pulso del rayo láser, se extrae una pequeña cantidad de tejido corneal, lo que permite al cirujano ocular aplanar la curvatura de la córnea o hacerla más pronunciada.

Más comúnmente, el cirujano crea un colgajo en la córnea y luego lo levanta antes de darle una nueva forma a la córnea, como si fuera una tapa. Luego se aplana la capa intermedia de la córnea con el láser. Luego, el colgajo se coloca nuevamente en su posición original. El malestar después de la cirugía es mínimo y, por lo general, puedes recuperar la vista en 1 a 2 días. La nueva córnea tiene una nueva forma con la que se habrá reducido la miopía.

La cicatrización sucede de forma natural y prácticamente indolora. Eso convierte la operación en un procedimiento muy rutinario y sin apenas recuperación.

Derrame Ocular

¿Qué es el derrame ocular?

El derrame ocular, también llamado hemorragia subconjuntival o hiposfagma, es un leve sangrado que aparece en la esclerótica del ojo (parte blanca), debido a la rotura de alguno de los vasos sanguíneos del ojo, que son muy pequeños y delicados y pueden sangrar con relativa facilidad.

Aunque el derrame en el ojo es benigno y no provoca ningún problema de visión es importante no alarmase, ya que suele ser muy escandaloso de ver.

La esclerótica del ojo esta cubierta por una delgada capa de tejido transparente llena de vasos sanguíneos. Si por alguna razón uno de estos finos vasos sanguíneos se rompe, la sangre va a parar la esclerótica dejando el llamativo y escandaloso ojo con sangre. Repetimos que es totalmente benigno y no afecta a la visión.

 

¿Por qué sucede un derrame ocular?

Muchas veces pasa que hay un derrame sin ningún tipo de causa, aunque la causa más frecuente suele ser la hipertensión arterial. Recordemos que se tratan de vasos sanguíneos y por lo tanto, estos se ven afectados por la tensión arterial. También se puede dar por un aumento de la presión arterial súbito como por ejemplo un estornudo o tos excesivamente fuerte.

Algunos medicamentos anticoagulantes pueden provocarlo también. Entre ellos está el Sintrom.

Otros medicamentos como la aspirina pueden acrecentar el derrame, ya que la aspirina hace que la sangre sea menos espesa, con lo que puede salir mas sangre por el vaso sanguíneo roto.

Otra causa puede ser una infección viral, cirugía laser ocular reciente, alguna lesión en el ojo o algún traumatismo ocular o incluso si nos frotamos los ojos de forma insistente también nos puede llegar a causar derrame ocular.

 

¿Cuándo desaparece el derrame?

El derrame suele desaparecer por si solo en unos días (entre 10 o 15 días), pero como mucho se puede tardar 3 semanas.

De todas formas, si tenéis un derrame ocular y queréis estar seguros, no dudéis en coger hora en vuestra óptica de confianza. Allí os lo miraran bien.

Daltonismo

El daltonismo es una incapacidad para ver la diferencia entre ciertos colores.

 

Síntomas

El daltonismo es una afectación de la vista que puede costar reconocerla, ya que solo nos influye en la forma en la que percibimos los colores y a las personas que lo tienen de nacimiento, la persona da por hecho que los colores que percibe son así, ya que solo le esta afectando a una gama concreta de colores, no a todos. Lo normal es que suceda con ciertos todos de rojo y verde. Esta suele ser la afectación más común y suelen darse cuenta al aprender los colores de los semáforos ya que estarán viendo el mismo color tanto arriba como abajo. También es cierto que hay otros tonos que pueden afectar como es el azul y amarillo, pero este caso suele darse menos.

 

Causas

Nosotros interpretamos los colores gracias a la identificación de las diversas longitudes de ondas de luz. La luz, que contiene todas las longitudes de onda de color, entra en el ojo a través de la córnea, y pasa por el cristalino y el tejido transparente y gelatinoso del ojo (humor vítreo) para llegar las células sensibles a las longitudes de onda (conos) que están en la parte posterior del ojo, en la zona macular de la retina. Los conos son sensibles a las longitudes de onda de luz cortas (azul), medias (verde) o largas (rojo). Las sustancias químicas en los conos desencadenan una reacción y envían la información de la longitud de onda a través del nervio óptico a tu cerebro.

Si nuestros ojos son normales percibiremos el color, pero si nuestros conos carecen de una o más sustancias químicas sensibles a la longitud de onda no podremos distinguir los colores rojo, verde o azul.

Sus causas pueden ser varias:

Trastorno heredado. Las deficiencias de color heredadas son mucho más comunes en los hombres que en las mujeres. La deficiencia de visión cromática más común es la del rojo-verde, y la del azul-amarillo es mucho menos común. Es raro no tener visión de color en absoluto.

Este trastorno se puede heredar en un grado leve, moderado o grave.

Enfermedades. Algunas afecciones que pueden causar déficits para percibir el color son la anemia de células falciformes, la diabetes, la degeneración macular, la enfermedad de Alzheimer, la esclerosis múltiple, el glaucoma, la enfermedad de Parkinson, el alcoholismo crónico y la leucemia. Puede ser que un ojo se vea más afectado que el otro, y es posible que el déficit cromático mejore si se trata la enfermedad subyacente.

Ciertos medicamentos. Algunos medicamentos pueden alterar la visión de color, como algunos fármacos que tratan ciertas enfermedades autoinmunitarias, problemas cardíacos, presión arterial alta, disfunción eréctil, infecciones, trastornos nerviosos y problemas psicológicos.

El paso del tiempo. La capacidad para percibir los colores se deteriora lentamente con la edad. Eso no implica que con la edad todos acabemos con daltonismo pero si que se puede dar el caso.

Sustancias químicas. La exposición a ciertas sustancias químicas en el lugar de trabajo, como el disulfuro de carbono y los fertilizantes, puede provocar pérdida de la visión de color.

 

¿Cómo saber si somos daltónicos?

 

Hay un test llamado Test de Ishihara, que se usa para poder determinar si hay daltonismo. Su uso es muy fácil: se presenta una imagen con puntos y entre los puntos hay que distinguir un número. SI se distingue significa que no hay daltonismo, pero si no se distingue nos podría dar pistas sobre si tenemos daltonismo.

                   Test de Ishihara

 

                    Test de Ishihara

 

Obviamente, si se tienen dudas o sospechas sobre si se tiene daltonismo, lo mejor es acudir a nuestra óptica de confianza y solicitar que nos realicen el test de Ishihara y así podremos salir de dudas.

Ojo Seco

Los ojos secos son una afección frecuente que aparece cuando las lágrimas no pueden lubricar los ojos de forma adecuada. Las lágrimas pueden ser inestables e insuficientes por varias razones. Por ejemplo, puedes tener ojos rojos si no produces suficientes lágrimas o si produces lágrimas de baja calidad. Esta inestabilidad lagrimal provoca inflamación y daño de la superficie del ojo.

Tener ojos secos es molesto. Si tienes ojos secos, es posible que te ardan o que te piquen. Es posible que tengas ojos secos en determinadas situaciones, como en un avión, en una habitación con aire acondicionado, mientras andas en bicicleta o después de mirar la pantalla del ordenador durante algunas horas.

Los tratamientos de los ojos secos pueden ayudarte a que te sientas más cómodo. Estos tratamientos pueden incluir cambios en el estilo de vida y gotas para los ojos. Es probable que tengas que tomar estas medidas de forma indefinida para controlar los síntomas de los ojos secos.

 

¿Qué lo causa?

Los ojos secos son el resultado de una variedad de causas que alteran la película lagrimal sana. La película lagrimal tiene tres capas: lipídica, acuosa y mucínica. Esta combinación mantiene la superficie de los ojos lubricada, lisa y limpia. Si cualquiera de estas capas tiene problemas, puede producirse la sequedad ocular.

Las causas de la disfunción de la película lagrimal son muchas, e incluyen cambios hormonales, enfermedades autoinmunitarias, inflamación de las glándulas sebáceas en el párpado o enfermedades oculares alérgicas. Para algunas personas, la causa de los ojos secos es la disminución en la producción de lágrimas o el aumento de la evaporación de las lágrimas.

 

Menor producción de lágrimas

Los ojos secos pueden aparecer cuando no tienes la capacidad de producir suficiente agua (líquido acuoso). El término médico para esta afección es queratoconjuntivitis seca. Algunas causas frecuentes de una menor producción de lágrimas son las siguientes:

  • Envejecimiento
  • Ciertas enfermedades, como el síndrome de Sjögren, enfermedades oculares alérgicas, la artritis reumatoide, el lupus, la esclerodermia, la enfermedad de injerto contra huésped, la sarcoidosis, los trastornos de tiroides o la falta de vitamina A
  • Ciertos medicamentos, como los antihistamínicos, los descongestionantes, la terapia de reemplazo hormonal, los antidepresivos, los anticonceptivos y los medicamentos para tratar la hipertensión arterial, el acné y la enfermedad de Parkinson
  • Desensibilización de los nervios de la córnea causada por el uso de lentes de contacto, daño en los nervios o el causado por una cirugía ocular láser, aunque los síntomas de los ojos secos relacionados con este procedimiento generalmente son temporales

 

Evaporación excesiva de la lágrima

La película de aceite producida por las pequeñas glándulas ubicadas en el borde de los párpados (glándulas de Meibomio) podría obstruirse. La obstrucción de las glándulas de Meibomio es más habitual en las personas que padecen rosácea u otros trastornos de la piel.

Algunas causas frecuentes de la mayor evaporación de las lágrimas son las siguientes:

  • Blefaritis posterior (disfunción de las glándulas de Meibomio)
  • Pestañar con menos frecuencia, lo que suele ocurrir cuando tienes determinadas afecciones, como la enfermedad de Parkinson, o cuando estás concentrado durante ciertas actividades, por ejemplo, mientras lees, conduces o trabajas frente a una computadora
  • Problemas en los párpados, por ejemplo, los párpados hacia afuera (ectropión) o los párpados hacia adentro (entropión)
  • Alergias en los ojos
  • Conservantes en las gotas tópicas para los ojos
  • Viento, humo o aire seco
  • Falta de vitamina A

 

Síntomas

Los signos y síntomas, que suelen afectar ambos ojos, pueden incluir los siguientes:

  • Una sensación de pinchazo, ardor o picazón en los ojos
  • Mucosidad viscosa en los ojos o alrededor de estos
  • Sensibilidad a la luz
  • Enrojecimiento de los ojos
  • La sensación de que tienes algo en los ojos
  • Dificultad para usar lentes de contacto
  • Dificultad para conducir de noche
  • Ojos llorosos, que es la respuesta del cuerpo a la irritación de la sequedad ocular
  • Visión borrosa o fatiga ocular

Cuándo debes consultar con un médico

Consulta con el médico si has tenido signos y síntomas prolongados de ojos secos, como ojos rojos, irritados, cansados o dolorosos. El médico puede tomar medidas para determinar qué causa las molestias en los ojos, o bien, puede derivarte a un especialista.

Como limpiar las gafas

Con la pandemia más presente que nunca siempre está bien que nos recuerden como limpiar las gafas de forma eficiente y que nos dure.

Mucha gente hace “trucos infalibles” para limpiarlas, pero estos trucos la mayoría de veces no funcionan y no solo eso, pueden conseguir que las gafas se rallen antes o se les salte la capa de antirreflejante, dejando el cristal totalmente inservible.

 

Como NO limpiar las gafas

Para No limpiar las gafas correctamente solo necesitamos:

  • lavavajillas como Fairy (por decir una marca que todo el mundo conozca). Este producto está pensado y diseñado para quitar la grasa, con lo que con el tiempo puede llevarse los tratamientos de los cristales.
  • La pasta de dientes que tanto sirve para los faros del coche tampoco nos sirve para limpiar las gafas, porque, aunque sea menos agresivo, no deja de ser un producto que nos puede deteriorar los cristales.
  • El alcohol etílico (el de las heridas) tampoco es un gran aliado, ya que puede llegar a ser abrasivo, al igual que la acetona.
  • La camiseta o un trapo nos puede dejar las gafas limpias, pero con el tiempo hará que se rallen los cristales.

 

Como SI limpiar las gafas

Los productos especializados para limpiar las gafas son lo que mejor va para ello. Usarlos junto con una gamuza o un pañuelo de papel suave y sin usar nos permitirá limpiar bien las gafas y cuidarlas al mismo tiempo. El agua y el jabón de las manos también es un buen aliado, siempre que el jabón sea neutro. Este lo único que hará es que el agua se lleve todas las impurezas y deje el cristal reluciente.

Para usar correctamente el jabón primero moja ligeramente los cristales, luego aplica una pequeña cantidad de jabón y frota con delicadeza con las yemas de los dedos. Enjuaga con agua eliminando los restos de jabón y finalmente seca los lentes y la montura con un paño o con una gamuza de microfibra.

¡Cuida de tus gafas y alarga la vida útil de ellas!

¿Qué son las cataratas?

Las cataratas consisten en la pérdida de transparencia del cristalino, una estructura ocular por la que pasan los rayos de luz hasta la retina y allí se forman las imágenes. Esta se encuentra detrás de la pupila y es una lente natural que tiene el ojo y su principal función es enfocar a diferentes distancias.

Por ello, cuando el cristalino se opacifica e impide el paso nítido de la luz a la retina, el paciente sufre una pérdida progresiva de visión lo cual hace que cada vez vea más borroso.

Vision normal

 

¿Por qué se producen las cataratas?

Más del 80 % de las cataratas están relacionadas con la edad, ya que el envejecimiento es el principal responsable de esta patología.

Como consecuencia de los procesos oxidativos que afectan al organismo, el cristalino va perdiendo con el tiempo su elasticidad y capacidad de enfoque y también su transparencia, desarrollándose progresivamente la enfermedad. De ahí que la mitad de personas con más de 65 años la padezcan.

 

 

Aquí os dejamos un video explicativo sobre las cataratas.

 

 

¿Qué puede causar las cataratas?

Como hemos dicho la mayoría de cataratas se forman por la edad, pero hay un porcentaje de cataratas que se forman por otros motivos diferentes a la edad. Estos pueden ser genéticos, por traumatismos, enfermedades oculares como la alta miopía, enfermedades del organismo como la diabetes, la obesidad o la hipertensión arterial o por consumo de ciertos fármacos, como los corticoides.

 

¿Cómo se pueden prevenir las cataratas?

Las cataratas no se pueden prevenir, pero se puede diagnosticar de forma precoz, cuando todavía no resulta incapacitante para la vida del paciente.

 

¿Cuándo se deben operar las cataratas?

Para poder detectar su presencia y determinar su tipología, tamaño y localización, así como el momento indicado para operarla, se aconsejan revisiones periódicas con el oftalmólogo especialmente a partir de los 40-45 años (edad a la que empieza a activarse el proceso degenerativo del ojo).

Para evitar la aceleración de las cataratas, también se recomienda prestar atención a los hábitos de vida que perjudican a la salud ocular y que pueden contribuir a su aparición. Algunos pueden ser el tabaco, la alimentación desequilibrada y la exposición acumulada al sol sin protección.

 

Síntomas de las cataratas

La edad y la distribución de la opacificación son los principales factores que determinan el impacto de las cataratas sobre la visión.

Entre los síntomas comunes de catarata que notan los pacientes cabe destacar:

  • Visión borrosa, “nublada” y, en ocasiones, doble
  • Fotofobia (molestia excesiva ante la luz) y deslumbramientos
  • Disminución de la sensibilidad a colores, contrastes, relieves, profundidad…
  • Empeoramiento de la visión en días soleados
  • Dificultad para conducir de noche
  • Pérdida de seguridad al andar o subir/bajar escaleras
  • Aumento de la miopía (visión lejana poco nítida)
  • Incapacidad para leer letras pequeñas
  • Recuperación repentina de la visión que hace que dejen de necesitarse gafas de cerca
  • Cambios frecuentes en la graduación de las gafas

La pérdida de visión que provoca esta patología –tanto en cantidad como en calidad– suele ser muy gradual y es por eso que muchos pacientes no la perciban inicialmente y se adapten a ella, experimentando un gran cambio tras la operación.

 

Las cataratas, primera causa mundial de discapacidad visual 

Como curiosidad diremos que las cataratas son la primera causa de discapacidad visual en el mundo (17 millones de personas padecen ceguera evitable por cataratas).  En los países desarrollados, es la patología más operada. Debido al aumento de la esperanza de vida y al envejecimiento de la población, su prevalencia va en aumento.

Por eso es muy importante acudir a revisarse la vista y poder controlar la aparición de las cataratas.

Tipos de lentes de contacto

 

Como bien sabrán los usuarios de lentes de contacto este producto goza de varios tipos de tiempos de uso y propósito. Hoy vamos a ver algunos de ellos.

 

Primero de todo vamos a ver que es una lente de contacto

Una lente de contacto es una lente fina y curvada que se coloca sobre la película lagrimal que cubre la superficie del ojo. Es una lente transparente, pero a veces se le aplica un ligero tinte de color para que sea más fácil verla cuando no se lleva puesta. En la actualidad, las lentes de contacto pueden ser duras o blandas, aunque la mayoría de gente suele usar estas últimas.

 

Hay 3 grandes familias de lentes de contacto:

  • Lentes de contacto blandas
  • Lentes de contacto rígidas
  • Lentes de contacto de colores o cosméticas

 

 

Lentes de contacto blandas

 

Es la opción mas utilizada y la explicación es muy sencilla: estas cuentan con las últimas tecnologías y los materiales mas innovadores. Suelen ser las más cómodas, flexibles y transpirables, lo que permite que las puedas llevar mas horas que las demás.

¿Porque son tan cómodas?

Este tipo de lentes de contacto están fabricadas con una combinación de agua y un material hidrofílico, es decir, un material que atrae y retiene el agua. Gracias a eso la lente de contacto se asienta en el ojo de forma estable y ofrezca una mayor comodidad.

En la actualidad uno de los grandes materiales para lentes de contacto es el hidrogel de silicona, el cual permite aun mas el paso del oxigeno al ojo que las lentes de contacto blandas normales y ofrecen un nivel de confort no comparable con los demás tipos de lentes de contacto.

 

Las lentes de contacto blandas ofrecen varios tiempos de uso o patrón de reemplazo:

  • Lentes de contacto diarias
  • Lentes de contacto mensuales

 

Lentes de contacto diarias

Las lentes de contacto diarias, o también llamadas desechables, son lentes de contacto que tienen un solo uso diario, eso significa que se abren, se colocan, se quitan y se tiran. Normalmente se usan al principio del día y se acaban tirando al finalizar el día. Este tipo de lente de contacto no requiere un mantenimiento, con lo que nos ahorramos el líquido de mantenimiento que usarían las lentes de contacto mensuales. Por el contrario, son algo mas caras que las mensuales.

Estas lentes de contacto se recomiendan sobre todo cuando el uso de lentes de contacto será esporádico (por ejemplo, salir el fin de semana, ir al gimnasio dos veces a la semana, etc.) o cuando la persona sufre de alergia en los ojos; en este caso es útil ya que la lentilla solo está expuesta durante unas horas, con lo que no le da tiempo a que la suciedad y los alérgenos se acumulen en la superficie de ésta.

 

Lentes de contacto mensuales

Estas lentes de contacto son la opción mas usada. Su periodo de uso es de un mes y requieren un estuche donde guardarlas y un líquido de mantenimiento para que no pierdan su frescura y su comodidad, ya que el material se degrada rápidamente.

Estas lentes de contacto se recomiendan para gente que no quiera llevar gafas. También son algo mas baratas que las diarias.

 

Lentes de contacto Progresivas

Son lentes de contacto que permiten ver de lejos y de cerca y están pensadas para gente que tiene presbicia o vista cansada.

 

Lentes de contacto rígidas

Este tipo de lente de contacto era la habitual hace un tiempo y se llaman así porque son tener una superficie más dura y no deformable, manteniendo siempre su forma. Esta lente de contacto no contiene agua, pero si permite pasar oxigeno a la córnea. Este tipo de lentes de contacto está en desuso actualmente.

 

Lentes de contacto de colores o cosméticas

Son un tipo de lentes de contacto diseñadas para cambiar o ensalzar el color de los ojos y pueden tener graduación o no tenerla. Estas lentes de contacto llevan ciertos patrones sobreimpresos que al colocarse se superponen a tu iris, modificando su apariencia. De esta forma, dependiendo del modelo, cambiarán por completo el color de tu iris o simplemente ensalzarán tu color natural.