Mantenimiento de las lentes de contacto

 

Muchos de vosotros usáis lentes de contacto normalmente, pero nunca está de más recordar un poco como se deben poner y quitar.

Lo primero de todo es lavarse las manos con agua y jabón para quitar toda impureza, partícula o bacteria que podamos llevar en las manos y luego secárnoslas bien, ya que las lentes de contacto prefieren los medios húmedos y con las manos húmedas estamos dificultando que se adhiera al ojo.

Luego enjuagaremos las lentes de contacto con solución única para desprender cualquier partícula que haya quedado en la lente de contacto.

Finalmente nos ponemos las lentes de contacto en el ojo.

Después de ponernos las lentes de contacto se debería lavar el estuche y secarlo bien.

Estos procedimientos sobre todo se hacen para evitar posibles problemas con nuestro ojo, ya que tener una partícula, por pequeña que sea, entre el ojo y la lente de contacto nos hará ver las estrellas.

 

 

Para quitarlas haremos prácticamente lo mismo:

Primero nos lavaremos las manos y procedemos a sacarnos las lentes de contacto. Una vez hecho eso podemos pasar a limpiar las lentes de contacto enjuagándolas con solución única para dejarlas lo más limpias posibles.

Luego las pondremos en su estuche y llenaremos de solución única el estuche, siempre sin llegar a llenarlo del todo para evitar que se rompa la lente de contacto al cerrar el estuche.

Siguiendo estos sencillos pasos haremos que nuestras lentes de contacto estén más frescas y mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *